Screen es un software desarrollado por el proyecto GNU que consiste en un multiplexor de terminales de forma que en una misma ventana puedan abrirse muchas consolas. Básicamente funciona como un gestor de ventanas pero en modo texto.

Las mayores ventajas de screen son:

  • Sesiones persistentes: cada sesión que iniciemos en screen permanecerá abierta hasta que sea explícitamente cerrada o se reinicie la máquina. Esto es muy bueno cuando por ejemplo trabajamos desde un lugar con SSH y luego queremos seguir desde otra ubicación. Sin usar screen la sesión se cerraría. Una función muy útil es poner a descargar algo en el equipo para que se siga corriendo en background aún cuando cerremos nuestra sesión de SSH.
  • Pantalla compartida: es posible que varias terminales se conecten a la misma sesión screen pudiendo ver lo que se está haciendo en ella. De esta manera, dos o más personas ubicadas en lugares diferentes podrían estar trabajando viendo lo que hace una de ellas. Combinado con un programa de mensajería o de VoIP es como trabajar uno al lado del otro!
  • Múltiples terminales: dentro de una consola screen es posible abrir varias terminales que se van conmutando con un atajo de teclas.

Los comandos básicos para empezar a utilizar screen son:

  • screen: inicia una nueva sesión screen.
  • Ctrl+A+c: crea una nueva terminal y cambia a ella.
  • Ctrl+A+n: avanza a la siguiente terminal.
  • Ctrl+A+k: cierra la terminal actual.
  • Ctrl+A+A: permite definirle un título a la ventana actual.
  • Ctrl+A+”: lista todas las terminales abiertas con sus títulos y permite elegir entre ellas.
  • Ctrl+A+d: desacopla la terminal de screen. Esto significa que se deja screen en segundo plano y se vuelve a la terminal común.
  • screen -x: permite acoplarse a la sesión screen abierta.