Hoy leí en la columna de Charly Kühnast en Linux Magazine un truco muy simple para iniciar un servidor web teniendo solamente Python instalado. Las ventajas son que Python suele incluirse en todas las distribuciones de Linux, que el servidor se puede ejecutar con cualquier usuario sin privilegios y que el tiempo que toma iniciarlo es menor al que lleva leer este post. Ahora bien, dentro del directorio que se desea publicar por web basta con ejecutar:

python -m SimpleHTTPServer 8080

Si no se especifica el número de puerto por defecto inicia en el 8000.